Ser Altamente Sensible

Probablemente ya has oído este termino, tal vez en alguna conversación o algún articulo pero ¿también lo has vivido? pues ese es otro cuento. Digamos que somos esas personas que tenemos la consciencia del “siento” en la primera fila, como ejemplo alguien te platica algo y a ti lo primero que se te viene a la mente es preguntar ¿y como te sientes? porque automáticamente relacionamos los eventos a sentimientos. No lo elegimos, así viene el modelo, lo que si podemos elegir es que hacer con esta peculiar “característica”.

En mi experiencia no era agradable, sentía demasiado, me avergonzaba y entonces intentaba disimular, pero cuando intentaba evitar la tristeza, esta se instalaba, si disimulaba el enojo, este terminaba siento explosivo, si contenía la pasión, enfermaba; entre menos quería vivir mis emociones mas presentes y desequilibradas se hacían.

En algún momento desbordaron, porque a la naturaleza no se le puede contener y decidieron pasar por mi cuerpo a raudales, sin contención y vibraron en cada célula y fue duro, terriblemente duro y tremendamente sanador; porque cuando no puedes controlar mas, cuando ya no tiene fuerza y te dejas flojito como una hoja al viento puedes finalmente ser un expectador de ti mismo y observar…como las personas intentamos no sentir tristeza, controlar el enojo, evitar el miedo, disimular el deseo, etc. Y nos volvemos seres contenidos, rígidos, viviendo por encima de las sensaciones que nos hacen vibrar por miedo a sentir.

En algún punto pensé que si ser sensible era una debilidad también podría convertirse en la mayor fortaleza; al expresar el enojo, este pasa rápido, al aceptar la tristeza y dejarla salir, de verdad sale! que al reconocer el miedo te conectas con una parte tuya que es necesario que veas, que vibrar el deseo te da fuerza y empuje, que arriesgarte a exponer el corazón puede hacerte sentir vulnerable, humano y vivo! que todas estas preciosas emociones que nos han enseñado como “negativas” realmente existen en cada uno, son reales y tienen una razón para estar.

¡Ser altamente sensible es la puerta grande a ser altamente humano!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s